Entrevista a Manuela Meseguer. Directora del Institut Balear de la Dona.

Directora de Institut Balear de la Dona desde el cambio de poder político en Balears, Manuela Meseguer Barrios (Alicante, 1957), se convirtió el martes en protagonista involuntaria de pasado pleno del Parlament. La anterior consellera de Benestar Social y actual diputada por PSM-Iniciativaverds-Entesa, Fina Santiago, dijo de ella que sólo iba una vez a la semana a su despacho.

La entrevista, a las tres y media de la tarde, es por teléfono.

—¿Está en el despacho?.

—Ahora no, pero esta mañana sí. La verdad es que he alucinado mucho. Supongo que lo que dijo Fina Santiago, a la que no conozco de nada, se debe a un error o a una mala información.

Es cierto que no voy al despacho los jueves porque también soy concejala de Sant Llorenç. Y también es cierto, quizá de ahí la confusión, que le dije a mi secretaria que como había pocas visitas al Institut de la Dona, las agruparía todas el miércoles y dedicaría ese día a recibir a la gente.

—¿Me está diciendo que el Institut de la Dona no tiene trabajo?

—Trabajo, sí. Visitas, pocas. Es que me he encontrado con un presupuesto muy rebajado y las asociaciones ya no vienen a pedir.

¡Como saben que no hay dinero ya no vienen!

Cuando entró el PP al Institut [en 2003] había quinientos mil y pico euros, nosotros lo aumentamos a 3 millones y el Govern anterior lo fue rebajando.

Hoy hay un 34% menos de presupuesto. Hay mucho que hacer, hay que negociar mucho y eso no se puede hacer sin salir del despacho.

—¿No va al despacho?

—Voy cuando tengo que ir. Es que yo no quiero entrar en ese debate. Pienso que la oposición no tiene que controlar la horas que me paso en el despacho, sino los resultados de mi política.

Yo es que no paro y me dedico al Institut 24 horas al día, incluso cuando me voy a dormir. Ahora mismo no he comido y como sé que es importante dar a conocer lo que estamos haciendo, no me importa hablar con un periodista.

Es importante contar lo que hacemos. Mi agenda está llena. Hay un refrán en castellano, que cuando alguien no tiene mucho que hacer con el culo, caza moscas. Yo no soy una mujer de despacho ni estoy para calentar sillas.

—En el Govern balear sólo hay una mujer.

—Quizá otras muchas no habrán querido estar, no lo sé. A veces ocurre que a muchas mujeres no les interesa ocupar cargos por diversos motivos.

—Pero el PP votó el martes que no a una ley de igualdad que proponía la paridad en los cargos y que tomaba medidas concretas para hacerlo posible.

Yo me guío por la actual ley de la mujer, la que está vigente. Tan mala no debe ser ya que el anterior Govern no la quiso aprobar hasta acabar la legislatura y ahora la vuelve a presentar.

—Garantizaba la paridad, la impulsaba en las empresas, impedía la segregación en las clases. ¿Por qué no la apoyaron?

—No sé qué decirle. Todo eso lo explicó muy bien la diputada María José Bauzá. Cada cuál en su papel. Yo me ocuparé de dar a las mujeres lo que necesitan, de negociar las subvenciones

que se habían quedado sin pagar, de tomar medidas contra la violencia de género, de hablar

con quien haga falta, en el despacho o en la calle. Estoy siempre localizada, vivimos en la época de las nuevas tecnologías.

—¿Usted es feminista?

—Desconozco qué es hoy el feminismo. Creo que algunas cosas han cambiado y otras cambiarán.

Yo prefiero hablar más de igualdad. Que cada cual lo llame como quiera y saque sus conclusiones. Creo en la igualdad, en los mismos derechos, no más. Tengo nueve hermanas y todas hemos sido siempre muy luchadoras.

 TORRES BLASCO. Diario Última Hora. 6 de octubre de 2011

Comparte!