http://www.vivalebio.com/es/opinion/651-en-memoria-de-raquel.html

Raquel murió en abril, a los quince años, tras una vida marcada por el maltrato paterno, social e institucional.

Es responsabilidad de tod@s difundir que su caso se sigue repitiendo en España con otras niñas y niños, entregados a padres maltratadores que, súbitamente, cobran un gran interés por sus hij@s y reclaman su custodia.

Las demandas de éstos llegan incluso al Congreso a través de un miembro de la Comisión de igualdad como Toni Cantó, alineado con quienes defienden que las mujeres pretenden alejarles de ell@s por pura maldad.

Las víctimas son, como siempre, quienes tienen menor capacidad para defenderse. Y los prejuicios de género, arraigados firmemente en las instituciones, las convierten en ocasiones en instrumentos de su victimización.

Comparte!