PREMIO “MAL DE CAP” 2013

 

Este año el premio “Mal de Cap” que ADIBS adjudica a aquellas personas o instituciones que destacan por su misoginia o por posicionarse en contra de los derechos de las mujeres, se concede al colectivo Derecho_a_Vivir por estar en contra del derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y su salud.

No hay mucho que decir que todas no sepamos ya. El mal llamado Derecho_a_Vivir, es en realidad un colectivo anti-elección que antepone la vida del no nato a la vida de la madre, basándose simplemente en un rancio y primario fundamentalismo religioso que manipula, culpa y criminaliza a las mujeres por abortar.

Pero ese Derecho_a_Vivir, no es Derecho a Vivir de las mujeres que ponen su vida en peligro en una gestación, ni Derecho a Vivir de una mujer que esta embarazada por una violación, no es Derecho a Vivir de los condenados a muerte, no es Derecho a Vivir de los millones de niños que mueren por desnutrición o por falta de cuidados, ni Derecho a Vivir de una criatura al que sobre todo se le debe garantizar que va a tener todo lo necesario para desarrollarse yvivir una vida feliz.

No, lo único que pretenden, es salvar nuestras almas de la perfidia, hostigarnos para que seamos madres en contra de nuestra voluntad o en contra de nuestra capacidad; negar nuestro derecho a elegir y nuestro derecho sobre nuestro cuerpo; convertirnos en úteros ambulantes sin voz ni voto sobre nuestro maternar o nuestra vida, encerrarnos en nuestro papel de procreadoras y de paso en siervas del patriarcado.

Pero se confunden, la maternidad forzada es un crimen contra el cuerpo de la madre y el alma del niño. Las que de verdad estamos a favor de la vida defendemos el derecho a decidir cuándo tener un hijo/a y cuándo no, en nombre del amor y de ofrecer lo mejor que podamos darle.

Y se confunden porque, es bien conocido que el aborto no es algo de mujeres sin moral, sino que es un problema de salud pública de primera magnitud y que, por muy restrictivas que sean las leyes no se evita, sino que se esconde poniendo en peligro la salud de la mujer.

Lo que pedimos quienes estamos realmente a favor de la vida, es que las mujeres tengan soberanía sobre su fertilidad y embarazo, lo que implica una serie de derechos reproductivos que incluyen el derecho a la educación sexual, la anticoncepción, los tratamientos de fertilidad y el acceso al aborto electivo realizado por profesionales y en el marco legal.

En definitiva, quienes estamos a favor de la vida lo que pedimos es la verdadera protección de la dignidad humana.

 

Comparte!